logo inifap
logo sagarpa
logo inifap
logo sagarpa

 




Mancha púrpura (Alternaria porri)


 


Esta enfermedad se manifiesta en las hojas de la cebolla como pequeños puntos hundidos de color blanco, después su centro cambia a color purpura, propicia el doblamiento de las hojas y finalmente la muerte de las mismas.


Los primeros síntomas aparecen en el follaje, como pequeñs manchas acuosas de 2 a 3 mm de diá5metro, que posteriormente se necrosan y toman una coloración purpura. Los márgenes de las lesiones a menudo son rojizos y están rodeados por una zona amarilla. En época lluviosa la superficie de las lesiones puede ser cubierta por estructuras que producen conidios de color gris oscuro. A medida que estas lesiones envejecen es posible observar la presencia de anillos concéntricos.

Los hongos secretan un abundante pigmento que se difunde a través del tejido. El tejido afectado es amarillo al principio, pero gradualmente torna a un color rojizo. Con el desarrollo del micelio de color café, el tejido más viejo se torna café oscuro a negro. Como el tejido se deshidrata resulta una textura parecida al de un papel seco.

alternaria porri

La mancha purpura es causada por A. porri. Los conidióforos crecen en grupo o en forma individual, son rectos y flexibles. algunas veces geniculados, septados y de color pajizo o café claro. Los conidióforos miden de 5 a 10 micrómetros de grueso y 120 micrómetros de largo. Los conidios usualmente están en grupos y a veces solos y son rectos, curvos o clavados (el cuerpo del conidio puede ser elipsoidal). Ellos pueden tener de ocho a doce septos transversales y varios longitudinales u oblicuos. El estado sexual de este hongo no es conocido.

El hongo puede crecer a temperaturas de 6 a 34°C, la temperatura óptima para su crecimiento es 25 °C. Requiere una humedad relativa de 90 % o más, para que empiece a esporular. Los conidios iniciales son formados después de las 9 horas y aparecen completamente maduros después de 15 horas. Cuando el conidio está en un tejido de la cebolla, cada célula del conidio es capaz de germinar. Los tubos germinativos invaden a través de los tejidos o estomas o penetra directamente en la epidermis. La susceptibilidad de las hojas de cebolla infectadas por A. porri es influenciada por los factores como edad y dañ de la planta, causado por trips. Las hojas jóvenes de plantas dañadas por Thrips tabaci son susceptibles a la infección de A. porri y los niveles de daño son más altos sobre plantas afectadas por trips que las plantas sanas.

alternaria porri

Cuando las condiciones son favorables para la enfermedad, es decir, presencia de rocíos, lluvias y nublados frecuentes se deben hacer aplicaciones cada 8 días, aun cuando la planta no presente daños.

Actualmente no están disponibles cultivares resistentes, sin embargo se han reportado niveles de resistencia en algunas variedades mejoradas. El control cultural incluye rotación de cultivos como las gramíneas y actividades que reduzcan la humedad del suelo, por ejemplo, buen drenaje y reducción de la densidad de las plantas.

Es importante eliminar totalmente los residuos de la cosecha mediante barbechos profundos, evitar el exceso de humedad o los riegos frecuentes, especialmente en almácigo. También es útil plantar lejos de otros cultivos o terrenos con residuos de cosechar enfermas. Se puede hacer uso preventivo y periódico de algunos de los siguientes fungicidas, aplicados al follaje tan pronto como se aprecien los primeros síntomas: clorotalonil 1-2 kg. i.a./h.a., iprodiona(Rovral 50 ph) 0.3 a 1kg i.a./ha a la solución con alguno de los productos anteriores debe agregársele algún adherente, nivelar el pH y usar agua limpia.