logo inifap
logo sagarpa
logo inifap
logo sagarpa

 




Tizón tardío (Phytophthora infestans)


 


Esta enfermedad es muy importante por los daños que causa, especialmente cuando el clima es fresco y lluvioso, razón por la cual en el estado de Morelos se presenta especialmente en los meses de julio a octubre. Cuando no se controla oportunamente llega a ocasionar la pérdida total del cultivo.


Empieza como pequeñas manchas foliares, que crece rápidamente hasta convertirse en lesiones de coloración blanca verdosa y cubren grandes áreas de las hojas. El tejido foliar infectado se torna de color marrón, se arruga y muere en poco tiempo. Los peciolos y el tallo se ven afectados y puede morir la planta entera. El fruto muestra lesiones moteadas oscuras, oliváceas y con apariencia aceitosa, que pueden ir extendiéndose hasta invadir el fruto completo.

tizon tardio

El tizón tardío es causado por P. infestans. El hongo es identificado por sus esporangios hialinos en forma de limón, que emergen a través de los estomas foliares. Los esporangios pueden germinar directamente, o bajo condiciones frescas y húmedas, y producir hasta ocho zoosporas. Cada zoospora debido a los dos flagelos que posee puede moverse a través de una película de agua libre sobre la superficie de la planta, e inicia nuevas infecciones.

tizon tardio

Este patógeno es más activo cuando el clima es fresco y húmedo, por lo que noches frías y días cálidos proporcionan las condiciones idóneas para su desarrollo. Cuando el clima es favorable, la dispersión de la infección ocurre tan rápido, que las plantas afectadas se necrosan completamente y toman la apariencia de estar dañadas por heladas.


Para controlar la enfermedad y evitar daños en el cultivo, es necesario tratar la plantación al observar los primeros síntomas. Cuando se tengan daños y las condiciones sean favorables para el desarrollo de P. infestans, se deberá alternar, como medida de prevención o aparición de resistencia, tratamientos con fungicidas de diferentes familias o modo de acción.

En caso de sembrar variedades susceptibles, es necesario seguir un calendario de aspersiones preventivas con fungicidas de contacto: derivados de cobre como Mancozeb, Clorotalonil, Folpet, Difolatán, Captán o Zineb. De los fungicidas sistémicos se pueden utilizar Previcur, Alliete, Ridomil Gold, Tatoo, Curzate y Melody.